Dios no juega a los dados

En algún momento de tu vida, es muy posible que hayas participado en un juego en el que uses dados. Recuerdo uno que me gustó mucho, se llama “Escaleras y serpientes” en un mapa en el que varios competidores luchan por llegar al final, se encuentran entrelazadas algunas escaleras y serpientes, por turnos cada competidor lanzaba el dado y según el número que les salía en el dado les tocaba avanzar a una posición, y esta definía su suerte, por ejemplo si lanzabas el dado y avanzabas en un recuadro donde había una escalera, tu suerte jugaba a tu favor porque subías de posición hacia donde te llevara esta aunque hayas estado más atrás que los demás jugadores; pero si te tocaba avanzar en un lugar donde había una serpiente, retrocedías y bajabas hacia donde la serpiente te dirigía, ahora si tu lanzabas y avanzabas en un recuadro donde no había nada, pues simplemente te quedabas allí hasta que sea tu turno nuevamente y te toque lanzar de nuevo el dado.

Estos tipos de juegos son #SUPER interesantes, porque no sabes lo que va a pasar pues puedes ganar, como puedes perder; pero son divertidos solo cuando se trata de un juego. 

En la vida real, imagínate tirando daditos para saber qué hacer, que estos dados definan lo que vas a hacer, como: ir a la escuela, ir a trabajar, pasear, dormir, etc. ¡No tiene sentido! Sería como estar en un lugar dando vueltas, sin saber a dónde ir ni qué hacer.
Hoy quiero hablar a aquellas personas que piensan que no tienen futuro, que no tienen propósito, o que tal vez sienten que se han encontrado en la vida dando vueltas sin sentido. Quiero decirte que “Dios no juega a los dados”, para Él tu existencia no es un accidente, Él te planeo, mucho antes de tu concepción, fuiste diseñado por Dios, no es suerte, ni casualidad ni coincidencia que hoy te encuentres respirando mientras estás leyendo esto. Dios es el mejor de los diseñadores, cada parte de tu cuerpo Él la diseñó, “Tienes vida porque Él quiso crearte”.
El gran motivo de Dios para crearte, fue su amor “Mucho antes de la fundación del mundo, Él estaba pensando en nosotros y se había predispuesto para que fuésemos el enfoque de su amor” Efesios 1:4. Somos el centro de su amor y nos llama lo más valioso de todo lo creado “Por su propia voluntad nos hizo nacer mediante la palabra de verdad para que fuéramos como los primeros y mejores frutos de su creación” Santiago 1:18. En su palabra dice “Dios es amor”, no dice que Dios tiene amor, Él en sí es amor y nos creó como una forma de expresar su amor.

Dios no hace cosas al azar, todo estuvo fríamente calculado, con un plan y un propósito para todo. 

Si no existiera Dios cada uno de nosotros seríamos unos “accidentes”, y realmente no tendría sentido nada de lo que puedas leer aquí. No habría bien ni mal, ni sueños, ni esperanza, no habría una razón para estar vivo. Pero Él sí existe y es más real que el aire que respiramos, que aunque no lo podamos ver ni tocar, sin él no podríamos vivir y moriríamos. Solo en Dios podemos encontrar ese propósito para vivir, lucha por buscarlo, te aseguro que solo en Él encontrarás aquello que tanto necesitas.

Frase “Dios no juega a los dados” Albert Eintein

Posdata:

Compártelo 😉

,
Entrada anterior
Que Dios Sea El Dueño De Nuestro Último Suspiro
Entrada siguiente
Voces del Alma
Menú