Conozcamos al Asesino más Grande del Mundo

Cuando pensamos en muertes, asesinatos y demás, lo que primero se nos viene a la mente son las guerras. Alrededor de once millones de abortos ocurren en promedio cada año en el mundo, esta cifra cada vez aumenta, y es cuarenta y cuatro veces la cantidad de muertos que produjeron los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945.

Para muchos, el aborto es una decisión correcta del momento; pero a la mayoría de las mujeres que se han practicado un aborto no se les habla de las terribles consecuencias y trastornos que pueden sufrir a causa de este acto tan descabellado.

Existen algunas desventajas que ocasiona la práctica del aborto, una de ellas es que el aborto no se considera un procedimiento totalmente seguro para la mujer, tanto por los efectos físicos que pueden terminar en la muerte, como por los efectos psicológicos, los cuales no dejan de ser importantes.

Algunas de las consecuencias físicas que ocasiona el aborto pueden ser las siguientes:

  • Esterilidad
  • Abortos espontáneos
  • Nacimientos de niños muertos
  • Trastornos menstruales
  • Hemorragia
  • Infecciones
  • Shock
  • Coma
  • Útero perforado
  • Intenso dolor
  • Perdida de otros órganos
  • Y la más significativa de todas, la muerte.

Además de un sinnúmero de trastornos psicológicos y emocionales como: insomnio, nerviosismo, culpabilidad, impulsos suicidas, remordimiento, depresión, e incluso baja autoestima.

Otra desventaja que podemos recalcar, es que le estaríamos fallando a Dios; en el libro más vendido de todos dice que nuestro cuerpo en realidad no es nuestro, sino que le pertenece a Dios, mucho menos tenemos la potestad de decidir por la vida de alguien más. En Mateo 18:6 habla del cuidado a sus pequeñitos, se refiere a los indefensos, dice que quien les haga tropezar mejor le sería que le colgaran al cuello una piedra de molino de las que mueve un asno, y que se ahogara en lo profundo del mar. Así que mejor piénsalo dos veces antes de decidir quitarle el derecho de vivir a un pequeño. 
La ventaja más significativa de no realizarse el aborto es el tener la dicha de ser madre. Realmente no soy mamá, pero yo tengo una, y conozco a muchas mujeres que aunque tal vez han sido madres prematuramente, consideran a su hijo su más grande bendición. Otra ventaja es que no le estarás haciendo daño a tu cuerpo con las ya mencionadas consecuencias físicas y psicológicas. El no cometer un asesinato al no practicar el aborto es una ventaja más. Otra ventaja, es que si te arrepientes, aunque ya lo hayas cometido, Dios puede perdonarte y ayudarte a salir de la crisis emocional por la que estás pasando, Él te ama y puede sanar tu corazón y borrar las heridas que el pasado dejó en ti. 
El aborto es el principal causante de muertes a nivel mundial, practicarlo o incentivar su ejecución nos convierte en cómplices y protagonistas de un espantoso crimen. Si tú consideras que no estás lista para tener un niño, en tal caso dalo en adopción, si hay tanta gente que sufre por no poder tener un hijo y darían todo por tener uno. El aborto no es una salida rápida, es una entrada a un camino doloroso y tormentoso para una mujer. Hablemos claro, y llamemos al aborto como lo que es, un asesinato.

Posdata:

Compártelo 😉

Entrada anterior
Cuando llega la Noche
Entrada siguiente
Hay poder en tí! ????????
Menú